martes, 13 de diciembre de 2016

Libertad o Esclavitud = Civilización o Barbarie



 "el fruto de tu trabajo es tuyo y de Dios, hemos luchado mucho para liberarnos y ahora no podemos hacer lo mismo que nuestros opresores" Moisés
Argentina esclavista o neoliberal tiene 92 impuestos al que trabaja, "el nacionalismo genero las condiciones para que en nombre de la libertad de la nación unos hombres en nombre del estado puedan atacar a otros hombres" Juan Bautista Alberdi

Macri elimina todos los impuestos y pon en acción el sistema económico y rentistico de nuestra Constitución liberando a nuestro pueblo.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Santiago Kovadloff y los fariseos del Siglo XXI -nuestros intelectuales-.


Después de la Batalla de Pavón 1861 donde el Ejército Argentino es vencido por el Ejército Nacional se volvió al Derecho Bárbaro de los Romano Vía Codificación Civil en 1869 y vía educación publica en Facultades y Academias Nacionales de Ciencias.



La Academia Nacional no permite revisar premisas básicas manteniendo el pseudo científico derecho bárbaro de los romanos y su emergente economía Neoclásica o esclavista romana que mantienen al país en barbarie o guerra civil intermitente.
Nuestros intelectuales son los responsables del engaño y la omisión de la verdad histórica para el triunfo de una sociedad jerárquica, injusta, desigual y altamente inmoral como la romana.
Si queremos salvar al país de la barbarie debemos reponer el Derecho moderno o judeocristiano de la Revolución de Mayo de 1810 según su Constitución de 1853 implementando su Sistema Económico y Rentístico.
El derecho romano está haciendo agonizar a la Argentina, como lo hizo con Roma hasta su caída.
"El Derecho moderno trascendió del todo las miras del derecho romano que degrado el trabajo hasta hacerlo digno del esclavo y realzo el robo y el latrocinio político como fuente genuina de la propiedad" J.B. Alberdi

Pese a tener un correcto diagnóstico y la solución frete a sus ojos, Santiago Kovadloff:, no pueden ver la solución al problema planteado y mucho menos aceptarla cuando se la muestran.

-Jesús.: Vine al mundo para poner todo en claro, de modo que quien nunca vio,  pueda ver y los que tengan la pretensión de ver parezcan ciegos.
-Ciego de nac..: Y aquellos fariseos también están ciegos?
-Jesús: Si realmente fueran ciegos no tendrían culpa, pero a partir del momento que se declaran capaces de ver se vuelven responsables por sus errores. 


La irresponsabilidad intelectual es el mas grande de los crímenes.

EN POLITICA MONETARIA Y FISCAL un simple DOS

                 

“DEUTSCHE WELLE”, en el infomativo del 7 de diciembre pasado, transmitió al mundo la calificación económico-social de nuestro país bajo el título “Argentina lucha contra la pobreza”, expresando la realidad económico-social de nuestro país.

“A causa de la pobreza, el Gobierno ha ampliado la emergencia social hasta fines del año 2019. La Cámara de Diputados con 227 votos a favor, 4 abstenciones y 1 voto en contra aprobó un paquete de medidas referidas preferentemente a la creación de puestos de trabajo. En ciertas ramas debe asegurarse un salario mínimo y suministrarse medicamentos. Promover la pequeña empresa. Argentina se encuentra en una difícil recesión económica. La tasa de pobreza llega a 32%.La inflación ha pasado en un año de 30% a 40%. El presidente liberal-conservador M.Macri que gobierna desde hace un año no ha tenido éxito alguno en la lucha contra la pobreza”.

Como argentino nos da vergüenza tal información periodística a nivel internacional, recordando que al celebrarse el Primer Centenario 1916, figurábamos en el sexto lugar en el concierto de las naciones en cuanto a reservas internacionales, según expresión de J.M.Keynes.

Cualquier habitante de este planeta no entiende como un país con tales dimensiones territoriales, con las mejores tierras, variados y benignos climas, sin problema religioso, con una población medianamente alfabetizada y homogénea, que la clase política no haya sabido implementar y ejecutar un programa socio-económico de acuerdo al Preámbulo de la Constitución Nacional de 1853, sustentable en el tiempo, sana política económica y alta productividad.

El profesor americano Robert Crassweller escribió el fracaso de la Argentina como Nación es el misterio político más grande de este siglo XX.

En las elecciones pasadas de octubre de 2015, la población votó mayoritariamente por un cambio con la esperanza que Argentina retomara la senda del progreso que abandonó hace más de 75 años sustentado en una moneda estable, esfuerzo personal y equilibrio social. Los primeros problemas  económicas del actual Gobierno fueron relativamente fáciles de resolver, ya que debíamos acatar la sentencia firme contra el país y a favor de los inversores extranjeros que no habían aceptado el canje compulsivo del anterior gobierno. Asimismo casi simultáneamente se liberó el mercado de cambios ya que la economía operaba con valores indicativos existentes en el mercado marginal y se eliminaron las retenciones a la exportaciones;  pero aquí se actúo dubitativamente lo que muestra la falta de una plena convicción de lo que corresponde hacer y se tomó la decisión de mantener un derecho de exportación del 30% sobre la soja con el compromiso de una disminución del 5% anual que no se respetó. Llama la atención que Paraguay menor productor y exportador de soja que nuestro país, sin embargo da la impresión que produce más que nosotros, lo que en realidad sucede es que la soja que exporta Paraguay es más de producción argentina a causa que los productores no están dispuestos a que el gobierno se apropie del 30% de su trabajo y a su vez se les liquide a  un dólar depreciado.



Por otra parte, el Parlamento Nacional aprobó con acuerdo de casi todos los partidos políticos un blanqueo de capitales, que, como dice muy bien el economista Monteverde, es un blanqueo  con la pistola en la espalda.

Aquí vale la pena hacer una disquisición. El 1 de abril de 1991 mediante la ley 23.928 de Convertibilidad el Ministro de Economía Dr. Domingo Cavallo estableció una relación 1:1 (peso/dólar), que funcionó muy bien en el período abril 1991 hasta 1995/96 en que los argentinos y extranjeros invirtieron sus capitales en el país sin necesidad de recurrir a blanqueo alguno, creciendo el  producto bruto interno un 60% a lo largo de la década. Pero el Presidente Menem, como buen argentino, decidió permanecer en el poder para lo cual fue necesario reformar la Constitución Nacional a los efectos de modificar el período presidencial para lo cual se firmó el mal habido “Pacto de Olivos” con el Dr. Ricardo Alfonsin, quien como contraprestación exigió el nombramiento de un tercer senador, la creación de la J de G de Ministros, la AGN, el C.de la M. y otras instituciones menores. Todo eso, a su vez, los gobernadores siguieron el mismo método de gestión.

La segunda etapa de la década de los 90, se inició con la presencia del Dr. Roque Fernández como Ministro de Economía y el nuevo presupuesto aprobado para el ejercicio 1997, a diferencia de los anteriores presupuestos más o menos ordenados en cuanto a su escaso déficit y financiamiento, se pasó a un deficit de 16.000 millones de dólares anuales producto de las reformas introducidas en la CN, mientras que en el tercer período bajo el Gobierno de la Rúa y su Ministro de Economía Machinea, el déficit  pasó a 31.000 millones de dólares, momento en que las entidades financieras internacionales (banca privada) nos sacó tarjeta roja, es decir éstos no tienen capacidad de pago. A continuación la Asamblea Legislativa aplaudió y celebró el no pago de la deuda. La Argentina entró en default y mediante confusos días el Dr. Eduardo Duhalde fue designado Presidente de la Nación y Ministro de Economía el Lic. Remes Levnicov, que en primera instancia  llevó la cotización oficial del dólar a 1.40 $/D pensando que a ése valor los argentinos se desprenderían rápidamente de sus tenencias en dólares. Suponemos que esa medida se debió a que en los ámbitos académicos se discutía que el peso estaba sobrevaluado en un 18/20% (Tesis del Dr. Buscaglia). Craso error y falta de sentido; la economía es prima hermana de la psicología y no de la matemática. La población observó que se había destruido el orden jurídico-económico del país con la rotura de los contratos con los concesionarios de los servicios públicos, el congelamiento de las tarifas públicas, el no pago de la deuda pública, la pesificación de las deudas en moneda extranjera con lo cual la deuda del sector público nacional se redujo a apenas a  4.000 millones y de esta manera borrón y cuenta nueva. Asume el Dr.Roberto Lavagna como Ministro de Economía y la economía comienza a ordenarse y crecer por varias razones. En primer lugar, existía una gran capacidad ociosa empresaria y servicios públicos en calidad y cantidad debido a las inversiones realizadas en la década de los 90 y además no se pagaba la deuda externa. Las tarifas estaban congeladas. Las deudas en dólares se pesificaron. No fue un estricto crecimiento, fue más bien un crecimiento “a la criolla”, ya que dejamos de pagar muchísimas obligaciones. Todo esto es necesario tenerlo presente hoy en día.

Retomemos la gestión económica del actual Gobierno. La primera medida importante que enfrentaba el Gobierno donde debía mostrar su capacidad técnica fue el tema de las tarifas de agua, electricidad y gas, congeladas desde hacía 15 años. Los que conocemos el tema suponíamos que se establecería un régimen tarifario que cubriera los gastos operatativos y de inversión de las empresas con un margen de rentabilidad a los efectos de atraer a los ex concesionarios y se diseñaría una verdadera tarifa de contenido económica, eliminando absurdas cargas impositivas, fondos educativos, fondos para Santa Cruz, etc. Se establecería un plan por regiones y formas alternativas de financiamiento después de tantos años de absurda política tarifaria. Sinceramente fue un mamarracho, un verdadero desorden, contradicciones, marchas y contramarchas y actualmente después de recibir un incremento del 600% se siguen recibiendo boletas con la leyenda “Consumo con subsidio del Gobierno Nacional”.

El tema tarifas es un tema de economistas y no de ingenieros químicos. No dejamos de reconocer la valentía en otros momentos y la honestidad del actual Ministro de Energía.. Quizás posiblemente sea un excelente Presidente de YPF como lo fue en su época Estensoro, que transformó a YPF en una empresa eficiente a nivel internacional. Se mostró falta de experiencia y desconocimiento del tema. Sencillamente una lamentable expresión de desconocimiento sobre cómo encarar la solución del problema.

El siguiente  tema fue el Proyecto de Presupuesto ejercicio 2017 que se presento en forma el  15 de setiembre de 2016, para lo cual se esperaba un cambio profundo en todos  sus aspectos ya que el presupuesto es el plan de gobierno en cifras o el barómetro que mide el grado de sensatez de una sociedad (J. B. Alberdi). Sin embargo, es peor que el que rigió hasta ahora en cuanto a su estructura (exactamente la misma que existía en el ejercicio anterior). Es decir hay un presupuesto para la Administración Nacional y otro presupuesto compuesto de”Los Otros entes del sector público nacional” (16 Fondos fiduciarios, 31 Empresas y Sociedades del sector público nacional, y “Otros entes” (AFIP, INCAA, INSSJP, Obra Social F. A y S.) que no forman parte del presupuesto.

Es decir, 935.000 millones de pesos más 52.000 millones transferidos a las Universidades Nacionales que figuran en el artículo 12 del texto de la Ley, que no forman parte del Presupuesto de la Administración Nacional. Moralejano hay control, ineficiencia y discrecionalidad en el manejo y gestión.

Las variables macroeconómicas estimadas son poco “realistas”. El tipo de cambio se estima en 17,92 para todo el año 2017 cuando ya en los primeros días de diciembre estamos en 16,30 $/D. La inflación estimada está entre 12 y 17% para todo el ejercicio y el año 2016 cierra con valores del 39/40% anual. Quizás Mandrake sepa como pasar de 40% a 12-17%. La presión tributaria aumentó de 25,03 a 25,97% lo que es falsa, ya que debería estimarse una presión global a nivel de país que actualmente gira en t orno de 52/54%, La Cuenta Ahorro-Inversión-Financiamiento muestra un déficit de 480.801 millones de pesos, o sea, un 4,93% del PBI, que sumado al deficit cuasi fiscal (operatoria del BCRA) va a pasar holgadamente el déficit proyectado.

Los beneficiarios que reciben subsidios a través de la Anses durante para el año 2017 alcanza a 25.964.130 de personas (20% más que el año 2016). Si a esto le sumamos 4,2 millones de empleados públicos nacionales, provinciales y municipales de baja productividad llegamos a que más de 30 millones de argentinos viven del Estado, lo que hace inviable no sólo cualquier intento de crecimiento económico sino hace imposible el bienestar social, político y cultural de cualquier país. No hay magia.

El endeudamiento público medido por su fuente de financiamiento llega al límite de 1.727.248 millones de pesos para cubrir parte de la necesidad de financiamiento. El stock de Lebac (títulos del BCRA) a noviembre de este año alcanza a 702.274 millones equivalente a la base monetaria de 718.872 millones.

En el presupuesto de 2016 y anteriores con la descripción de cada programa, subprograma y proyecto se señalaba la cantidad de cargos. Actualmente en el presupuesto 2017 se suprimió esa útil información y se la remplazó por un artículo 6 del texto de la ley que menciona la cantidad de 390.742 agentes en planta permanente y transitoria. Se agrega el concepto de horas de cátedra por 302.139, que, como lo diría el viejo Vizcacha se pueda traducir horas cátedras para disimuladamente terminar contratando más personal

Esta breve descripción del presupuesto 2017 no sólo responsabiliza al Poder Ejecutivo Nacional sino también a la Cámara de Diputados y Senadores de la Nación por no haber realizado una verdadera revolución copernicana en ese valioso documento de política y administración fiscal, .si realmente se quiere salir de la encrucijada en que se encuentra el país. Nada nuevo bajo el sol.

Finalmente, la semana pasada, el Poder Ejecutivo Nacional envió a regañadientes el Proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias, manifestando que hacia un gran esfuerzo y que sólo se debía considerar a 3% de la población. En realidad el Gobierno no hace ningún esfuerzo el esfuerzo lo realizan los contribuyentes. A su vez la oposición presentó su proyecto que finalmente salió aprobado por la Cámara para ser tratado en la Cámara de Senadores para su consideración. En general, el proyecto de la oposición presenta la misma filosofía que el proyecto del Poder Ejecutivo Nacional, ya que sostiene que a  los efectos de que el Poder Ejecutivo Nacional no pierda recursos a consecuencia de la modificación del IG, se crearán tres nuevos impuestos: al juego, a la minería y a los activos financieros, lo que despertó la ira oficial con argumentos débiles, como por ejemplo, que los legisladores que presentaron ese proyecto alternativo durante años no hicieron nada para modificar el IG, que el diseño de los impuestos ha crearse era insostenible, que para los tributaristas lo consideraban un disparate, que en el fondo existía un efecto electoral, mientras que por nuestra parte pensamos que posiblemente algunos legisladores actuaron de una manera hipócrita.

Lo que cabe destacar que la oposición en ningún momento pensó en bajar la nefasta presión tributaria existente, ya que pretende crear tres nuevos impuestos a los ya existentes. Tampoco en ningún momento ofreció como compensación bajar el gasto público. En segundo lugar, como sucede en política económica toda modificación produce efectos secundarios. El impuesto a la minería tendrá sus efectos en el programa político y económico de cada provincia minera, también sobre las empresas mineras y quizás se produzca una mayor desocupación en la actividad. En cuanto el impuesto a la renta financiera aquí existe una verdadera ignorancia o mala fe. Si un país está sometido a una inflación anual del 40% y la tasa de interés promedio que pagan las instituciones bancarias o financieras está en el 25%, evidentemente la renta financiera es “negativa”. Es decir, 100 pesos colocados a 1 año me devolverán 125 pesos pero como la inflación es 40% el saldo neto es que mi capital original de 100 $ a fin de año se ha transformado en 85 pesos a los que habrá que descontar además la tasa del impuesto. Dónde esta la renta financiera? En este caso el fruto de mi capital se ha transferido como subsidio otorgado a alguien. Posiblemente al Estado. Por favor, leer un buen texto de economía!

Finalmente, pondremos en política monetaria y fiscal una nota a todos los funcionarios que participan en el diseño de esta política y administración fiscal:Poder Ejecutivo Nacional y Parlamento Nacional: un simple DOS.

En cuanto al Señor Presidente de la Nación, con el mayor respeto, le recordamos que el Presidente Obama gobernó a Estados Unidos, que no es Argentina, con la Cámara de Representantes en contra, pero eso no lo inhibió para gestionar su programa de Gobierno. El Señor Presidente cuenta en el presupuesto 2107 con un crédito por 2.363.619.870.574 de pesos (trillones o millones de millones) que puede asignar, reducir, eliminar, transferir, modificar 356 Programas y Subprogramas, 912 Actividades, 312 Proyectos, “Otros Entes”, 64 Organismos Descentralizados, 31 Empresas y sociedades del Estado Nacional. 16 Fondos Fiduciarios.

Es decir, analizar y estudiar la estructura de la Administración del Sector Público Nacional en cuanto a si cumple los objetivos que significó su creación y de que manera pueden eliminarse, reducir sus gastos, mejorar la eficiencia y eficacia en la prestación de los servicios sin afectar las misiones y funciones de las diversas jurisdicciones y entidades. Por ejemplo con una reducción de apenas el 10/20% del gasto inútil existente en Estado se reduce el gasto en 23.636 millones ó 47.272 millones de pesos.

La ineficiencia en la mala asignación de los recursos y gastos es enorme en la administración pública (uso de vehículos, espacios físicos, telefonía, bienes y servicios, electricidad, gas, agua, personal, papelerío, etc.). Por supuesto, existe una fuerte restricción: Cuenta el Gobierno con profesionales expertos en economía fiscal (como en existen en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Holanda, Nueva Zelanda, Australia, Dinamarca, Japón, Gran Bretaña, Singapur) para llevar adelante ese Programa? Creo que NO porque el país no los tiene-Los podemos contar con los dedos de la mano y quizás me sobre algún dedo.

Por ejemplo, se suelen hacer entrevistar en programas de televisión, en el periodismo escrito, en ámbitos académicos, consejos profesionales a tributaristas sobre esos temas que hemos comentado brevemente. Con el afecto y respeto que tengo por muchos de ellos, no son economistas fiscales como han sido o son Horacio Nuñez Miñana, Richard Musgrave. Joseph Stiglitz, Enrique Fuentes Quintana, H.C.Recktenwald, James Buchanan, Zimmerman, Henke y otros tantos, sino contadores públicos que se han especializado profesionalmente en la técnica y legislación impositiva (leyes, decretos, disposiciones, instructivos, aplicativos que proviene especialmente de la AFIP, jurisprudencia), cumpliendo diferente función según su ubicación profesional. Los que trabajan en relación de dependencia o como asesores de la AFIP y otros entes recaudatorios tratan de escudriñar al máximo las normas como para acorralar al contribuyente en sus obligaciones impositivas, mientras que aquellos que trabajan como asesores impositivos independientes,  tienen estudios para el asesoramiento jurídico-impositivo de sus clientes. Mediante procedimientos de elusión tratan que sus clientes sufran la menor carga impositiva de este régimen que nos gobierna, verdadera “galimatía normativa” al decir del profesor Margariti o “manicomio impositvo” al decir del profesor Casás.

En cuanto a la tarea del economista fiscal su universo es completamente distinto. Basta con consultar los tratados de Joseph Stigliz, Horacio Nuñez Miñana, James Buchanan, H.C.Recktenwald, Enrique Fuentes Quintana, Richard Musgrave, Fred Harrison, Zimmermann/Henke y tantos otros existentes en el Mundo Occidental. La temática o contenido de lo que se conoce como finanzas públicas, hacienda pública o más modernamente economía del sector público. En los países nórdicos se habla de ”economía pública o“economía del Estado”.

“La economía pública o del Estado”desarrolla la teoría y estructura de bienes públicos que demanda la sociedad ya sea a nivel local, estadual y nacional, atender cierta redistribución que permita mejorar la equidad entre los ciudadanos del país. En el orden impositivo deberá coadyuvar a los objetivos de la política de corto plazo (nivel de precios, plena ocupación del empleo y equilibrio del sector externo). Asimismo, se debe tener en cuenta la política de desarrollo en el aspecto económico-social referida al crecimiento global  de la economía, al desarrollo regional, al uso racional de los factores productivos, la calidad del medio ambiente, condiciones laborales y la seguridad.

Por otra parte, forma parte de la temática de los economistas fiscales, tan importante como lo que hemos comentado en el párrafo anterior, diseñar e implementar un orden tributario (no sólo impositivo) que permita el financiamiento de las funciones comentadas, sino también su mayor economicidad en el uso para lo cual se requiere encarar el estudio de la organización eficiente del Estado en cuanto a definir funciones, recursos y gastos interjurisdiccionales y de cada unidad político-territorial: Nación, Provincias y Municipios. Temas de federalismo económico y no meramente federalismo fiscal.

Last but not least, no podemos dejar de mencionar algunos tópicos que deben encararse urgentemente a nivel Gobierno a los efectos de evitar las conocidas turbulencias que producen los excesos en el endeudamientos o los deficits fiscales, que hacen no sólo insostenibles la política monetaria y cambiaria sino la ingobernabilidad . Temas de estudio: 1. Ordenamiento territorial y reforma administrativa. 2. Federalismo económico. 3. Planificación de las finanzas públicas.4.Régimen tributario actual y su derogación 5. Estructura del gasto público según la teoría de los bienes públicos.6. Sindicalismo monopólico y régimen salarial frente a la globalización económica y economía digital. 7. Recursos humanos de la administración pública. 8. Orden social y laboral en una economía globalizada con informatización industrial y de servicios. 9. Nuevos roles del Estado Nacional en un mundo integrado a espacios económicos. 10. Infraestructura y comunicaciones (autopistas, carreteras. ferrocarriles, aeropuertos, puertos, vías navegables). Temas centrales de la economía pública descuidada por las altas casas de estudio del país, tanto públicas como privadas.

Como coronamiento, dejamos expresado con toda sinceridad que no formulamos una crítica al Gobierno actual sino es una contribución académica y profesional. Hemos votado al actual Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri y lo volveremos a hacer en las elecciones de octubre del año que viene con la esperanza que la experiencia adquirida en la función actual le permita recurrir a la colaboración de aquellas personas que por sus antecedentes y experiencia en la problemática pública, sin prestar atención  de donde provengan,  de esta manera a ayudarlo a girar hacia la dirección correcta que establece el Preámbulo de la CN de 1853 que nunca debimos apartarnos de él para que de esta forma seguir el sendero del progreso económico y el bienestar para todos.
Buenos Aires, 11 de diciembre de 2016

Prof. Guillermo Sandler
Email: guillemrosandler@hotmail.com

domingo, 11 de diciembre de 2016

Abolir todos los títulos de Economista Nacional hasta que conozcan el Sistema Económico y Rentistico de nuestra Constitución según la Revolución de Mayo de 1810.

"Abolir todos los títulos de Economista Nacional hasta que conozcan el Sistema Económico y Rentistico de nuestra Constitución según la Revolución de Mayo de 1810. Nuestros economistas son tan peligrosos como una bomba de neutrones." G. Andreau

Mensaje de Hector Raul Sandler al economista Machinea

" Hay hombres que de su ciencia
Tienen la cabeza llena;
Hay sabios de todas menas,
Mas digo, sin ser muy ducho:
Es mejor que aprender mucho
El aprender cosas buenas" (Martín Fierro)

Machinea, deje de apoyar la "mala prensa" en economía..

Empiece de nuevo la carrera . Pero con los Fisiocratas. Cuando nace la  llamada Política Económica.

Empiece por repasar los pensamiento profundos que trajo para nuestra naciente patria el insigne abogado Manuel Belgrano.

Repase los principios de orden económico con que nos  iluminaron algunos patriotas de la Asamblea del Año XIII, como fue eliminar la "esclavitud" o sea dar "libertad a todos los hombres"  para vivir de su trabajo y ser dueño de ello y - por lo tanto - prohibir "vivir del trabajo ajeno", en especial a los gobiernos que lo hacen  abusando de la fuerza que la democracia les brinda. Para bien, no para dañar..

Quítese la venda a sus doctorales ojos y vea de una vez lo que esto implica. Nada menos que prohibir al Gobierno el "vivir del trabajo ajeno". Rapìñando por la fuerza el fruto a quienes ponen el lomo para trabajar o invierten sus ahorros para producir.

Repase, por favor, la Ley de Enfiteusis de 1826, estableciendo como primer e INELUDIBLE  recurso para sostener el gasto publico a la recaudación del  "creciente valor de la tierra".

Lea de una vez los escritos de quienes luchaban desde el exilio  para constituir una República democrática de hombre "libres", como lo fueron Esteban Echeverría y su distinguido seguidor don Juan Bautista Alberdi, alma de la Constitución. ¿Por que no repasa su libro escrito en 1854 titulado "Sistema Económico y RENTISTICO para la Confederación Argentina"?

Echele un vistazo al libro del  Andres Lamas "La legislación agraria de Bernardino Rivadavia" (1882), ilustre funcionario que fuera ministro en nuestro país. Repase el prologo que le hiciera Manuel Herrera y Reissig en 1915, al que lo comienza con esta sentencia: "La Republica Argentina puede reclamar el honor de haber sido la cuna de las ideas del Impuesto Único en el mundo", es decir ese genuino recurso para el gasto publico.

Lea los escritos publicados desde 1916 a 1926 en la "Revista del Impuesto Único". Hombres ilustres escribieron en ella.    En seguidores de nuestro derecho patrio y por ende de Henry George.  Hacían  mal en denominar  al nuevo sistema de "Single tax" ( "impuesto unico") porque NO ES UN IMPUESTO, sino recaudar  del bolsillo de los terratenientes (en especial los "urbanos" y también los "rurales" ) el "valor social", el generado  por la sociedad y que aparece como "precio de venta de la tierra"

Iniciese  de una vez en ese buen  camino Machinea. Vaya a  la Biblioteca de Diputados y  lea el proyecto del insigne presidente  Roque Saenz Peña enviado .al Congreso en 1912 proponiendo como principal recurso para el gasto publico un "impuesto a la tierra libre de mejoras" lo que permitiría a nuestro país librarse de la "peste impositiva" que nos ha atacado.
Lea por favor el debate desatado en 1932 por el proyecto conservador de los intereses de los terratenientes de crear (¡solo por 3 años!) un impuesto de "emergencia" ( presentado por Pinedo como ministro informante)  titulado "impuesto a los reditos" ¡Por 3 años... para siempre.

NO solo fue prorrogado por otros 10 años, sino que fue el retoño venenoso de los actuales 94 impuestos que como una hidra ahoga al pueblo trabajador argentino y genera una recua de contrabandistas y "asesores" que usan "su ciencia" para EVADIRLOS. ¿O no doctor Machinea?

Por favor doctor, no dé más malos consejos agravando la confusión  que padecen los nuevos  políticos argentinos. ¡La patria se lo pide!

Haga este esfuerzo por el bien de la Patria y de nuestros trabajadores.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

REFORMA TRIBUTARIA: Nuestros economistas son una amenaza para la paz y el progreso


ES NECESARIO CAMBIAR NUESTRA ECONOMÍA YA
Hector R. Sandler, profesor Consulto, Derecho, UBA

1. Los proyectos a tratar no cambian nuestra realidad. Ninguno de los proyectos presentados hoy para modificar  al impuesto a las  ganancias  mejorará la derrapada economía social argentina ni sacaran de su pésima condición a  decenas de millones de personas que padecen en nuestra patria.  La raíz primaria de nuestra cada vez mas agravada   decadencia social deriva de dos sistemas legales, bases del tipo de  orden económico existente. Para daño de nuestro país no se reconoce claramente que el  tipo de orden económico existente es opuesto al que mandó a establecer la Constitución en 1853 aun vigente en esta materia. Ni las organizaciones de empresarios ,  de obreros y empleados, de productores y consumidores tienen clara conciencia de esto. Se pasa por alto que el actual orden económico es del tipo “dirección estatal de la economía”. Fue iniciado a partir del golpe de estado de 1943  y consolidado desde 1946. Se ignoró que la raiz de los defectos que se pretendían sanar a favor de los trabajadores provenían de dos instituciones legales a las cuales no se le prestó atención ni se modificaron. Ellas subsisten a la fecha y son: 
 a) Respecto del derecho de propiedad sobre la tierra. El sistema legal del Código Civil regula la propiedad de la tierra (urbana) y rural) mediante un sistema  por el cual los propietarios del suelo se quedan para si con  el valor económico que sobre él crece por el aumento de población y desarrollo de la sociedad . Este valor , que se  manifiesta en el precio de mercado de la tierra libre de mejoras,  es el “capital social”de la sociedad como un todo diferente sus miembros. Es el fondo que debe ser aprovechado para sostener el gasto público. Al entrar nuestro país en el siglo XX necesita establecer un sistema tributario que dispusiera  que todos propietarios de tierras (urbanas y rurales) quedaran obligados a pagar un tanto por ciento del precio de mercado de su lote en propiedad, sin tomar en consideración las mejoras sobre ellos realizadas o construidas. En principio, esta tasa o “contribución inmobiliaria” debiera ser la misma para todo el territorio. 
Con real sabiduría el presidente recordado por haber abierto el camino a la democracia política –el insigne Roque Saénz Peña-  sabía que sin democracia económica aquella habría de fuente de permanente conflictos sociales. Buscaba gravar suavemente  las tierras de los propietarios de vasos latifundios , verdaderas “manos muertas”,  para que pusieran sus tierras en explotación o las ofertaran en el mercado inmobiliario para otros lo hicieran.   Sencilla manera legal para abrir nuestro vasto territorio “a todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino” (Preámbulo CN), a la vez se forjaría el tesoro necesario para sostener el gasto público sin hostigar al trabajo y la inversión de capital. Para desgracia de nuestra patria este proyecto Saenz Peña enviado al Congreso  fue retenido y dada su prematura muerte enterrado en los archivos. 
En el curso de la Revolución de 1943 la “cuestión de la tierra” salio a flote por los elevados precios de los alquileres. A fines de 1943 se rebajó los pactados en un 10% y los plazos quedaron prorrogados sin  limite. Los efectos de estos dos simples decretos fueron la semilla de un amplio apoyo popular. Pero el gobierno militar y su continuador electo el 24 de febrero de 1946 prefirieron el “populismo” en lo político y un sistema económico sometido a la dirección central en reemplazo de la economía de mercado. 
En los 1950 emergieron problemas de escasez económica, inflación monetaria y represión política. El escenario internacional cambió. Potencias favorables a la economía de mercado  enfrentaron al bloque capitaneado por URSS. La pretensión del gobierno argentino zafar mediante una “tercera posición”. Fracasó. En nuestros  conflictos internos las cuestiones  políticas  dominaron el escenario y soterrada quedó la cuestión de la correcta fuente  de recursos para el gasto publico. Nuevas generaciones de académicos, profesionales , empresariales y  dirigentes sociales se educaron con total  ignorancia de la cuestión del  “capital social” y el destino de su “renta anual” de la tierra. Tras décadas de golpes de estado la democracia ignoró el problema . Hasta el dia de hoy se lo ignora por completo.  
b) Respecto del régimen legal de impuestos vigente.  En 1932 el Congreso dictó para regir solo por 3 años la ley de impuesto a los réditos. Por nuestra Carta Magna (vigente hoy) el trabajo y el capital y sus frutos no pueden ser sistemáticamente gravados. Solo por justificada necesidad. y tiempo limitado puede el gobierno “imponer” impuestos. Sin embargo  la “ley fue provisoria”  fue la planta venenosa que generó la actual selva de 94 impuestos vigentes. Todos y cada uno de ellos castiga a la producción y el consumo, al trabajo, la iniciativa, la innovación y  al comercio. Este regimen legal (que se estudia y cultiva en las altas casas de estudio)  es una feroz maquina para destruir la economiá y la vida  social. Tras  80 años de vigencia padecemos sus efectos:  economía productiva y el sistema financiero destruidos. ¿Qué más necesitan los entendidos para percibir que estas leyes nos condenan al fracaso? 

2. Efectos de la combinación letal. a) La tierra, fuente de la vida,  por su precio está fuera del alcance de todo aquel que la pretenda para vivir y trabajar;  y b) los Ingresos de todo productor y consumidor  son estragados por la actual ruinosa economía publica, que crece  en “empleados” y “despilfarro de recursos”.  Tal economía estatal  es  la “lombriz solitaria ” impide crecer y arruina a la economía social, única real productora de riqueza. 

3. La mayoría quiere salir de esta encerrona. Pero será difícil lograrlo. Primero , porque no es posible que hombres comunes sepan como hacerlo. Entre otras cosas porque apenas tiempo  tiempo para dormir, cuando tienen lugar donde hacerlo. En cuanto los “conocedores” y dirigentes en el ámbito cultural. social y político se buscan  acuerdos sobre cuestiones laterales y no las causas verdaderas. ¿Será posible un esfuerzo general para apuntar a los dos centros mencionados  causantes del enmarañado desorden que padecemos? 
4. Nuestra modesta contribución. Por nuestra parte postulamos los dos objetivos necesarios para recobrar la ruta del progreso una vez iniciada:
1) Dictar leyes para recaudar anualmente el interés del “capital social” manifiesto en el precio de mercado de cada lote de tierra , sin tasar sus mejoras, con destino a  pagar el gasto publico. Esta legislación propulsará los motores del desarrollo social y económico poniendo en actividad a las “manos muertas” (tierras ociosas)  que hay por doquier. ciudad y campo.  
2) Dictar las leyes  necesarias  para  eliminar los impuestos actuales. Tantos  como sean posibles.   Sus  pobres ingresos serán remplazados con creces con lo que permita la recaudación de la renta del suelo. 
5. Colofón: ¡Eliminar impuestos y recaudar la renta del suelo para que fluya tierra barata para el trabajo y bienestar para todos! 
Con el nuevo sistema de ingresos se podrá afrontar en gasto publico, incluyendo el que demande sostener a los mas necesitados,  pues  se abrirán las puertas de ñpar en par  al trabajo y el capital. Es esta la pacífica revolución social que necesitamos para que la democracia tenga sentido y el progreso argentino sea imparable .
Buenos Aires, Noviembre 29, 2016

lunes, 28 de noviembre de 2016

Detrás del hacinamiento, el genocidio continua.

LA GRIETA ARGENTINA  Y LA ECONOMÍA VERDE .

RESPUESTA a  Iniciativa para una Economía Verde, de las Naciones Unidas (PNUMA)

Héctor Sandler, Profesor Consulto, Derecho, UBAPrograde las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Simpatizo con vuestra causa y apoyo a todos aquellos que preocupados por la degradación a que es sometida la Naturaleza actúan para lograr un modo de vivir humano más coincidente con el mundo terreno que una vez nos fuera encomendado como reino. Un nuevo mundo en que debíamos vivir bajo el mandato divino de crecer y multiplicarnos, con la implícita condición de replicar aquí, en la Tierra, el Eden del que fuéramos expulsados. ¿Pero como conciliar dos aparentes contrarios mandatos: a) de propagar nuestra especie y b) cuidar de las otras, por Dios creadas? El movimiento Economía Verde, al que apoyo, a la luz de sus documentos y propuestas pone su acento en la segunda manda de Dios. Pero de un modo no fácilmente comprensible no atiende y escasea en recomendaciones acerca como debe ordenarse la sociedad humana, en cada país, para que la Naturaleza no sea degradada. Me permito adelantar que, a mi juicio, allí donde una sociedad humana no acierte a ordenarse ella misma conforme a los mandatos de Dios, mal podrá cuidar del resto de la Naturaleza. Con el propósito de contribuir a los fines del movimiento Verde, limitándome solo a mostrar los defectos de mi sociedad, la argentina, poseedora de una de las regiones más uberrimas de la Naturaleza, escribo las líneas que siguen. Mi finalidad es ayudar a tomar conciencia que la Economía Verde solo lograra concretar sus nobles ideales si, y solo si, empieza por examinar las causas por las cuales quienes tienen por mandato "custodiar a la Naturaleza , aciertan a ordenarse según correctas leyes que para ellos mismos se dicten, para ordenar sus sociedades según las mandas de Dios. Ruego que mi escrito no sea tomado como impertinencia y ayude a ampliar vuestro valiosos objetivos. 
1. La  realidad demográfica argentina sobre la mesa. 
Si de modo principal se tienen en cuenta los factores “número” y “densidad” debe decirse que en nuestro país existen 2 Argentinas. Por un lado la Argentina/urbana , pocas ciudades dominadas por el asfalto gris, ensombrecidas por el hacinamiento en zonas de relativo bienestar, rodeadas y penetradas por miles casuchas de lata y cartón, con abundancia "casas tomadas" en las que falta hasta el aire para respirar. en las que la gente mas pudiente busca el azul del cielo encimando pisos sobre pisos.formada por el 85% de la población según último censo. Sobre 40 millones son unas 34 millones de personas. Ellas habitan en la Ciudad de Buenos Aires, el gran Buenos Aires, capitales de provincia, ciudades y pueblos con mas de 2000 habitantes. Se puede conjeturar que la superficie territorial ocupada por los “urbanos” no supera, ni de lejos, los 34.000 km2. Aceptando a modo de hipótesis esta cifra, la densidad media de la “Argentina/urbana” oscila alrededor de 10.000 h/km2.
2. Junto a la anterior hay una Argentina/desértica . Es el 15% de la población que vive en unos 2.766.000 km2 . Surge de restar a los 2.800.000 km2 de nuestro territorio continental los 34.000 km2 “urbanos” . La densidad media no alcanza en esta otra inmensa Argentina a 2 h/km2. Un gran geografo alemán probó con hechos de la historia que el mínimo de densidad necesaria para que emerjan rudimentos de una “civilización” son unos 12 h/km2. Desde este punto de vista, en mas del del 99% del territorio argentino el tipo de vida es “prehistórico”.
3. El problema social menos considerado en la Argentina
Reconocer
 la realidad de 2 Argentinas ( la poblada y la desértica) es clave para entender muchos graves problemas que nos aquejan y abrir nuestras cabezas para pensar qué hacer para lograr una sociedad demográficamente equilibrada. La disyuntiva sarmientina “civilización a barbarie” y la sentencia alberdiana “gobernar es poblar”, siguen tan vigentes como lo estaban al promulgar la Constitución Nacional 1853/60. Solo que los graves problemas de “orden social” que derivan de ese enorme desequilibrio demográfico son mucho más difíciles de resolver hoy que hace un siglo atrás. Lo más grave del caso es que este enorme desequilibrio no es percibido como problema, cuando de hecho es el generador de constantes conflictos latentes y abiertos que estancan nuestro desarrollo general en perjuicio de todos los habitantes.
4. Un mal antiguo que se agrava aceleradamente. El señalado desequilibrio es hoy peor que en la etapa de la Organización Nacional pues mientras el desierto de aquel entonces no ha cedido han emergido en las zonas pobladas hacinamientos urbanos entonces inexistentes. Entre esas poblaciones hacinadas suele, a veces, mediar gran distancia; pero solo en esta separación entre ellas pueden ser tomadas como oasis en el desierto prevaleciente. Cuando uno llega al gran Buenos Aires, al gran Rosario o al gran Córdoba, para citar los ejemplos mas conocidos pero no únicos, lejos esta de encontrarse con un oasis. Con lo que choca es con reales aglomeraciones humanas que sufren una verdadera de patología social. Aglomeraciones de edificios y de millones de personas fuertemente masificadas que han perdido no solo la condición sino el sentimiento mismo de vecindad. Es en ellas donde germinan y persisten de modo constante focos de incendios sociales, los que cuando estallan consumen bienes y vidas humanas. Por su forma de ser aun en momentos de aparente tranquilidad la aglomeración hace de los individuos solo miembros de grupos de gente, con lo que se enervan las ya debilitadas energías de la sociedad argentina. 
Los oficiales promedios de densidad asignados a la Argentina en la literatura corriente no reflejan la dramática realidad que sufre nuestra sociedad. Ni siquiera permiten atisbar a su través nuestro mayor problema de orden social necesitado de urgente atención. 
Este problema radical se puede enunciar en dos preguntas esenciales:
1º) ¿qué ha causado esta deformación demográfica? 
2º) Cómo eliminar los actuales hacinamientos y a la vez poblar ordenadamente nuestro inmenso desierto?
Es el más difícil de nuestros problemas políticos. Pero mientras no se tome conciencia viva de su existencia y se actue para resolverlos, fracasaran todas las políticas de gobierno aplicadas a resolver , no ese problema fundamental , sino de los millares y variables efectos derivados de su destructiva existencia.
Empecemos por bosquejar la realidad para despertar la conciencia dormida de los dirigentes y la ciudadanía.
5. El terrible hacinamiento de los pobres. La información diaria da cuenta de graves y crecientes problemas sociales en la Argentina/urbana. Para registrar la dinámica conflictiva que existe en esta sección –basta con leer en los periódicos y ver en la televisión las noticias sobre el incremento de la delincuencia más burda y la constante cadena de conflictos, individuales y colectivos, que emergen cada mañana borrando de la retina el que estallara la semana anterior. Estos primeros días de Diciembre han sido suficientemente mostrativos del mal que nos preocupa. Pero ese dinámica violencia responde a una realidad estructural no del todo ignorada, aunque mal entendida y peor atendida. Todos saben de los inhumanos hábitat que proliferan en toda ciudad relativamente grande. Son los denominados conventillos, villas de emergencia, casas ocupadas, toldarías provisorias, primitivas "taperas" hechas con mantas sobre veredas y paseos públicos, etc.
6. La pseudo verdad de la aritmética . Se sostiene, por ejemplo, que la densidad de la población en la CABA es de alrededor de 15.000 h/km2 (3 millones viviendo sobre 200 km2). Este dato no sirve para nada y menos para reconocer nuestro principal problema social. La densidad real en cada lugar está lejos de esa uniformidad estadística. Fluctúa a saltos de un punto a otro dentro de cada ciudad. Así, por ejemplo, en la “villa 11/14” ubicada en la CABA la densidad real es tres veces la media aritmética oficial. Sobrepasa los 45.000h/km2. Estos niveles de densidad impiden una sana vida humana y el desarrollo de indispensables virtudes sociales, que ninguna instrucción escolar – cuando existe b- puede suplantar. Estos “asentamientos” se repiten en muchos lugares de la Capital, en el gran Buenos Aires y en todas las capitales de provincia e incluso en las ciudades menos pensadas. Cada día aparece un nuevo asentamiento de este tipo sin que haya desparecido ninguno de los anteriores. Esto prueba de la existencia de un mal crónico, producido – anticipémoslo desde ya - por una mala conjunción existente en nuestro derecho positivo vigente entre dos materias: el derecho de propiedad sobre la tierra y el derecho impositivo.
7. Hay también  hacinamiento de los “no pobres”. Si la densidad en las villas y asentamientos semejantes hace que la vida sea inhumana, casi horrible, desde cierto punto de vista no lo es menos en los sectores “no pobres” de las ciudades. En una gran cantidad de casos , a pesar de las apariencias, la calidad de vida llega igualmente mala cuando no peor. El régimen de la Ley 13.512 creando el derecho real de propiedad horizontal ha rebajado la calidad de vida en forma inaceptable. Este es el peor invento legal argentino. Apilar los hogares de las familias como si fueran cosas ha arruinado la vida ciudadana. En barrios habitados por personas con mejores ingresos, sobre cada hectárea, se edifican (en promedio) alrededor de 10 edificios de 10 pisos cada uno sobre cada lado del cuadrado llamado “manzana”. Podemos ejemplificar este fenómeno diciendo que hay barrios en los que en cada manzana hay alrededor de 40 edificios construidos bajo régimen de propiedad horizontal. Si suponemos cada piso contiene 3 departamentos el total de éstos por manzana es de 120 departamentos. Habitados cada uno por una “familia tipo” (4 personas) la población sobre cada hectárea alcanza a casi 500 personas. La densidad en este caso es de 50.000 h / km2. Más alta que en las villa miserias mas numerosas de la Capital. Aunque pintado de rosa y con “moñitos del mismo color” el fenómeno del hacinamiento urbano se repite aqui. Hay aun otro efecto peor: la acumulación de edificios aumenta la renta del suelo, que en la Argentina pagada principalmente por los trabajadores. Digo: los salarios son castigados por el creciente valor de la tierra, que se traduce en cada vez más elevados precios de la necesaria casa o departamento y del alquiler para los que no pueden comprarlo.
8. Nuestra pocas ciudades  agobian a nuestros habitantes. Hasta aquí solo hemos dado datos estáticos del hacinamiento. La dinámica de la vida moderna multiplica exponencialmente los efectos de esos datos. Piénsese entre otros los siguientes: la permanente necesidad reconstituir calles, veredas y caminos, el deplorable estado de los transportes ferroviarios, el costo del transporte automotor, la congestión en los lugares de trabajo y en los centros comerciales, la falencia de servicios públicos, etc. Con esto. se tendrá solo una primera imagen de esta agobiadora dinámica ciudadana. No se necesita mucha estadística para conocerla. Se la sufre todos los días del año. Hay que comparar el tipo de vida en este tipo de ciudades argentinas dominadas por el hacinamiento, con la vida que se suele disfrutar en algún subsistente “pueblito del interior” o en los aislados “countries” lejos del “infierno” de la ciudad. Estos lugares que en las grandes ciudades argentinas son “islas privilegiadas” son, llamativamente, el modo regular de ser y de vivir en pueblos y ciudades de otros países. Valga como ejemplo la forma de vivir en países como Austria o Dinamarca, Canadá o Nueva Zelandia, para citar solo algunos casos. ¿Qué cosa diferencia a ellos de nosotros? Se suele decir ,demasiado ligeramente , la “cultura”. Es verdad, pero parcial. Lo que más nos diferencia es el derecho positivo en materia de propiedad del suelo y el que establece el sistema de impuestos.
CONCLUSIONESSi emerge el hacinamiento por aglomeración de gente en superficies insignificantes cuando el país posee un vastísimo territorio, dotado de enormes recursos naturales , un benéfico clima y ha sido poblado por quienes abandonaron sus patrias europeas para forjarse su porvenir mediante el trabajo, el ahorro y la inversión de capital, la causa de aquellos malos efectos han de ser buscados, sin hesitación, en el derecho positivo. En el caso argentino no es la economía la causa del actual desorden, ni los constantes conflictos sociales. Aquella y éstos son los amargos frutos de un venenoso derecho positivo. Hay que reemplazarlo por otro conforme a los fines y métodos promulgados por la Constitución 1853/60 aun vigente. .
Buenos Aires, noviembre 27 de 2016

jueves, 24 de noviembre de 2016

IMPOSIBLE CAMBIAR HACIENDO MÁS DE LO MISMO

Hector R. Sandler, Profesor Consulto, Derecho, U.B.A.

Parte de partidos políticos, parte de diversas fracciones sociales y muy variados individuos aunaron esfuerzos para ser  gobierno mediante las elecciones del 2015 Eligieron por nombre  “CAMBIEMOS” .Un acierto de marca . Lograron lo que parecía imposible.  Fuera y por encima  de la vieja bipolar opción “radical/peronista”  alcanzaron el gobierno por  mayoría absoluta de votos.  Consiguieron buen número de legisladores. Pero , algo mucho más importante lograron  en  nuestro centralista sistema. nada menos que la presidencia de la nación.  

¿Qué causas posibilitaron  este extraordinario cambio? Una ocasional:   la mayoría estaba harta de quienes ejercían el poder desde hacia 12 años.  Otra causa menos nombrada pero latente sin excepción en la mayoría  fue un  anhelo general:  ¡Que la democracia probara ser útil para salir de la decadencia económica  que sufrimos desde hace mas de medio siglo! Tres millones de “homeless” , 11 millones por debajo de la línea de pobreza y el resto de la población  - obreros, empleados, empresarios y sobre con sucesivas camadas de 400 mil jóvenes que por  año  acceden a la vida adulta -  pretenden algo más que “sobrevivir” cada día.

Un año ha pasado. Estamos  al fin del primero de los 4 años del conferido mandato presidencial. Los  pasos dados durante este primer año no auguran nada bueno. La información periodística de hoy es harto preocupante.

1) Deficit fiscal in crescendo. “Para los analistas el deficit fiscal de 2016 superará la meta del gobierno” titula su informe Martin Kanenguiser ( La Nación, Economía, nov.22/16). “El aumento del gasto público el mes pasado encendió una luz de alarma entre los analistas económicos”, pues temen que la expansión del gasto público (más gasto estatal) aumente el déficit . Dato  grave por doble partida: materialmente, porque causa más daño a la economía más  importante: la economía social. Formalmente , porque no se cumple con lo prometido:  ¡cambiemos!.

2) Las familias de menores ingresos son las más endeudadas. Así titula Florencia Donovan su informe de la grave situación de la mayoría  de la población: la familias de menos ingresos. Es informe del Banco Central. Quienes ganan entre $45.000 y $83.000 anuales (mensualmente entre  $ 3.500 y $ 7000) se endeudan alrededor del 22% de sus ingresos . Mucho mas que los que ganan alrededor de 30.000 mensuales.

3) Perdurará el impuesto a las ganancias. De carácter “excepcional“ creóse en 1932 el “impuesto a los réditos” para regir 3 años.  De ser retoño paso a ser la piedra fundamental de los 94 impuestos que hoy gravan el fruto del trabajo y la inversión de capital.   Tras  una escaramuza entre  gobierno que asumió prometiendo derogarlo y la oposición al paso que asustó con disminuirlo , rápido se llegó al acuerdo. Se lo tratará más adelante; pero sobrevivirá, mientras se tenga por correcto al actual ruinoso régimen de impuestos 
4) Renace una institución venenosa. “Avanza en el Congreso una ley para regular el precio de los alquileres” anuncia Francisco Jueguen , en el mismo periódico (p.23). A iniciativa de la diputada  Silvina García Larraburu (FPV) , por unanimidad el Senado aprobó un proyecto de ley sobre las locaciones urbanas. ¿Lo principal? Poner un tope a los alquileres celebrados por contrato. Muchas cláusulas son semejantes a las vigentes desde los 1950 a 1983. Hemos conocido y padecido los crecientes daños sociales que causó este adefesio legal. En esto los senadores a diferencia de los burros: se llevan por delante la misma piedra una y otra vez. ¿Qué harán en diputados? Casi con seguridad lo peor: aprobarlo. Por eso tratamos de avisarles.

Los cuatro retoños citados provienen de una misma raíz. Que en el mismo día leamos esas 4 malas noticias prueba de la resistencia de nuestros  políticos al “cambio”. No se trata de caprichos ni de malas intenciones. Son simplemente soluciones  estúpidas para el grave problema de orden social que sufrimos.  Son proyectadas con la mejor intención. En casi todos porque  el sentimiento prevalece sobre  el recto conocimiento. En otros, los más entendidos,  por causa de la falaz instrucción superior recibida que esconde  las raíces del desorden argentino.

Sanar el actual orden social  es posible.  El desorden que pretenden enmendar con las nuevas leyes citadas  es causado por dos grupos de malas leyes existentes. Ellas son :
 1) las  leyes que permiten que el  creciente mayor valor de la tierra vaya  al bolsillo de los particulares, prohibiendo así  que  millones de argentinos puedan acceder a la tierra urbana y rural  y
2) las 94  leyes de impuestos vigentes que sin cesar castigan a  los trabajadores, los productores y los consumidores.
Quien mal apunta jamás dará en el blanco.
Buenos Aires, noviembre 24 de 2016